26.11.06

Una feliz casualidad

Mi pequeña investigación sobre la fecha de llegada de Pablo Neruda a Costa Rica me llevó naturalmente a revisar los tomos del Repertorio Americano correspondientes a septiembre del 43, mes en el cual sospecho tuvo lugar su visita. Yo estaba curioso de ver si don Joaquín había escrito algo al respecto. Sin embargo, me ocurrió una especie de “lapsus de acción” que me llevó a revisar el tomo del año 41 en vez del 43. El error fue productivo puesto que de ese modo me di cuenta de que el número doble (17 y 18) del 20 de setiembre de aquel año, casualmente se titulaba “Homenaje a Chile”. Y mejor aún: al repasarlo descubro que en él se publican fragmentos del Canto General de Neruda, poemario por ese entonces aún inédito, aunque los fragmentos que estaba publicando mi abuelo ya habían aparecido, según se consigna allí mismo, en “Letras de México” (del 15-IV-41). Pero lo más interesante es que a la par de los versos aparece una foto de Neruda sobre la que él escribió a mano lo siguiente: “A García Monje, el hombre grande de la pequeña Costa Rica” y abajo firma “Neruda”. He escaneado la foto para reproducirla aquí:


Ahora no dejo de encontrar curioso el error que me llevó a dar con esa fotografía que de otro modo hubiera pasado desapercibida para mí como una aguja en un pajar, máxime que no se conserva su original entre los papeles de mi abuelo. Además de esa curiosa coincidencia me encontré también un interesante y divertido texto de mi padre que no conocía y del que hablaré en un futuro post.

Luego de que me di cuenta de mi error sobre el año, busqué en el tomo correspondiente al año 43. Para mi grata sorpresa me encontré con que en el número 18 del 13 de octubre aparecen varios textos referidos a Neruda y a su partida de México. Si bien lamentablemente ninguno menciona nada sobre su llegada a Costa Rica, sí aparece uno que recoge las palabras de Neruda en Panamá. El texto es muy interesante y también me hubiera gustado reproducirlo aquí, sin embargo por problemas técnicos se me ha dificultado mucho hacerlo.

6 comentarios:

wílliam venegas segura dijo...

Llego para darte un gracias por el buen aporte dejado en mi blog (cine y política) y me encuentro con este trabajo bloguero que me trago y digiero. Me encanta esa generación literaria formada alrededor de García Monge. Gracias por partida doble.

Quimera dijo...

Muchas gracias por la visita William. Espero pronto poder reactivar este blog que tengo un poco atrasado. ¡Hay tantas cosas para rescatar!

Matilde dijo...

Hoy es un dia muy especial para mi, tengo mas silencios que palabras en este instante.
Y si comenzamos por rescatarnos a nosotros mismos?
Quimera me encanto tu post de Neruda, gracias infinitas.

Quimera dijo...

La música está también hecha de silencios. Son pues muy importantes.

¿Si no nos rescatamos a nosotros mismos quién lo hará? Claro que sí. Muchas gracias por la visita Matilde.

mi despertar dijo...

he aprendido mucho leyendote

Quimera dijo...

Muchas gracias Mi Despertar. Eso le da sentido a este espacio. Pasaré por tu blog.